Aquí aparecerán los Resultados de su búsqueda personalizada....

El origen guaraní de San Martín, el Padre de la Patria Argentina

El General Don José de San Martín es considerado, junto a Bolívar, el libertador más importante de Sudamérica de la colonización española. Liberó Chile, Perú, Argentina.

Un aspecto poco investigado de su vida es su origen guaraní, que para los especialistas, explicaría en gran parte la razón de sus hazañas y cualidades.

Aquí les transcribo unos fragmentos de una nota del historiador argentino Hugo Chumbita, que nos introduce al tema:

Una tradición popular difundida en una extensa región de las Misiones jesuíticas, por ambos lados del río Uruguay, afirma que José de San Martín era hijo de una india guaraní, criada de la casa del teniente gobernador de Yapeyú. Antiguos pobladores de la zona oriental de la provincia de Corrientes aseveran que esa joven era Rosa Guarú (también conocida por el apellido Cristaldo), generalmente recordada como la niñera o nodriza que lo cuidaba en sus primeros años, que vivió hasta muy anciana y cuyo testimonio fue definitorio para establecer cuáles eran las ruinas de la casa donde nació el Libertador. Entre los yapeyuanos se preservó el relato de que don Juan de San Martín y su señora se llevaron al niño con la promesa de volver a buscar a Rosa, algo que nunca cumplieron.


La personalidad del Libertador
Es indudable que en la formación inicial de San Martín incidieron el lugar donde nació y las experiencias vitales de sus primeros años, entre 1778 y 1781, en aquella aldea de las Misiones poblada casi totalmente por aborígenes, en la que aprendió a pensar y a hablar en guaraní y en castellano, rodeado por un pueblo al que los jesuitas incorporaron los rudimentos de las instituciones y las técnicas europeas, manteniendo no obstante los rasgos básicos de su cultura ancestral. Rosita Guarú ejerció una influencia preponderante en el niño, al que amamantó y brindó durante ese tiempo todos los cuidados maternos, según los relatos de los yapeyuanos, que preservaron incluso en la plaza local el imponente higuerón o iguapoí a cuya sombra lo llevaba a jugar.
Tampoco es indiferente que haya sido gestado en el vientre de una joven guaraní. Recientes avances de los estudios bio-médicos, psicológicos y lingüísticos demuestran la importancia de la transmisión genética y el desarrollo de la personalidad durante el embarazo; algo que, por cierto, antiguas culturas ya conocían: los japoneses poseen incluso una palabra para denominar la interacción de la madre y el feto. Éste oye, percibe, actúa, se comunica y manifiesta su temperamento, en un proceso que continúa luego del nacimiento.
No es extraño que la afición de San Martín por la música y la pintura, artes en que descollaron los guaraníes, proviniera de aquellas reminicencias; y que su primera formación bilingüe le facilitara manejar otros idiomas. Por otro lado, pese a ser un ávido lector (llegó a reunir una biblioteca de dimensiones insólitas en esa época), ciertos tropiezos con la gramática castellana, evidentes en sus cartas, podrían explicarse -es una hipótesis a indagar- por influjo de la lengua guaraní en su infancia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La mayoría de los usuarios están comentando esto en facebook:

https://www.facebook.com/alparaguay

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...