Aquí aparecerán los Resultados de su búsqueda personalizada....

El guaraní, el código secreto de Paraguay en la Copa

Ya en el 2009, en oportunidad de las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica, habíamos hablado de lo que significa hablar el Guaraní en la Albirroja como estrategia futbolística. En este Link pueden ver la nota.

Ahora, un Portal web de Ecuador, nuestro compañero de grupo en la Copa América, tomó nota de la importancia del guaraní y tituló

El guaraní, el código secreto de los paraguayos en la Copa

La prensa extranjera que asiste a las prácticas de la selección paraguaya en Córdoba se extraña, para la oreja, le llama la atención y pregunta en qué lenguaje se comunican para entenderse y más tarde se percata que se trata de la lengua guaraní, hablada normalmente en Paraguay por el 80% de la población.
Rubios, blancos o morochos, ricos y famosos o de más bajo nivel económico, todos se comunican en esta lengua incomprensible completamente para los foráneos de lengua hispana, muchos de los cuales al menos se precian de entender el portugués de los brasileños.
Como los indígenas ancestrales, aunque con mucha mezcla ya de español, los jugadores se sienten cómodos y protegidos hablando en el idioma autóctono.
Devenido en " códigos " para ordenar jugadas y sorprender al contrincante o simplemente para advertir al compañero sobre las celadas montadas por el adversario, el guaraní es válido en todo tiempo a la hora del partido para la defensa, el ataque y el remate al arco rival.
Como los componentes del cuerpo técnico paraguayo son argentinos, este ingrediente se reduce al ámbito de los jugadores.
Eso no quita que Gerardo 'Tata' Martino y sus asistentes no se hayan aprendido en buena parte el vocabulario originario en sus cuatro años de convivencia con el plantel.
Algunos, en forma jocosa, comentan que es más bien para prevenirse de los exabruptos que pudiera lanzar algún jugador, descontento o fastidiado por sus órdenes, y entonces le advierta: " ¡entendí lo que dijiste! " .
En el espontáneo lenguaje utilizado instintivamente en la competencia es posible escuchar por ejemplo " ¡jhaaaahhhhhh! " , un grito al estilo Tarzán, del jugador que corre veloz sin pelota para que le pasen.
En el mismo orden se oye " aimé " (aquí estoy, preparado) , para recibir y dar el balón.
El repertorio es frondoso: " juguápe " , que indica al fondo, ante la corrida vertiginosa del compañero. " Peyopike " , es la orden de marcación al rival reduciendo los espacios, que no es más que el tradicional pressing.
La variedad guaranítica es infinita, así por ejemplo se escucha decir: " ¡yajáke! " , un indicativo del " ¡vamos adelante, arriba! " para generar un ataque, eventualmente un contragolpe o simplemente para pellizcar una pelota dividida.
Y cuando alguien se engolosina peligrosamente con el balón, no falta alguien que le censure y le grite: " eme'é " (pasa, despréndete, suelta la pelota) , agregado de algún adjetivado poco ortodoxo, grosero.
De la multiplicidad fonética guaraní, las más familiares son: " epó " (salta) , " epoí " (lanza) , " embovevé " (saca como puedas) , " ejuguaití " (alcánzalo) , " einupá " (chuta, pégale fuerte ya, remata) , ema-é (ojo, mucho ojo, con el delantero se supone) , " osoróma jikuai " (están rotos, destruídos) , " eñaká-ó " (córtale la cabeza) , " eipi-aká (dale un golpe en el estómago, atóntalo).
A veces, el vocabulario se torna más fuerte pero con el exclusivo objetivo de marcar: " eyuká " (mátalo).
Puede ser que el partido sea favorable y el compañero le señale al otro: " eyepoí " (échate al suelo), o si está tendido y el árbitro viniera determinado a castigarlo, se puede escuchar " epitá upepe " (quédate como estás), " emanoité upepe " (hazte el muerto).
Hay otros términos que sirven para la marcación: " emuñá " (síguelo), eiké (entra), eipiró (pelarle la piel, entrar fuerte), emboyerokí " (báilalo) , " embogueyí " (baja, aquieta la pelota) , " iyetu-ú " (esta difícil, muy sacrificado y cansador) .
Otro término, en tono de censura es: " eñe-éna " (habla, no guardes silencio) , o " eyejechaká " (muéstrate, no te ocultes) , " eyere " (gira, date vuelta) y " epirú " (pisa con firmeza) .
No faltará un jugador exhibicionista que al advertir la presencia de Larissa Riquelme (la reina paraguaya del mundial) diga a sus compañeros: " Peñatendeke, chake oú Larissa " (Cuidado, atiendan muchachos. Ahí viene Larissa) .
El cifrado guaraní es la fórmula, la clave, el santo y seña, la estrategia para marcar pautas y aventajar al rival en cualquier disputa o competencia.
Leido en EL COMERCIO.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La mayoría de los usuarios están comentando esto en facebook:

https://www.facebook.com/alparaguay

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...