Aquí aparecerán los Resultados de su búsqueda personalizada....

Teatro guaraní: Sandía yvyguy - una escena de teatro campesino del gran dramaturgo popular Julio Correa


La breve escena que transcribimos a continuación y que dentro de la pieza ocupa el lugar de un "entremés costumbrista" puede dar una idea de la maestría con la cual el autor sabe captar las mentalidades campesinas dentro del ámbito de su cultura propia y verterlas en diálogos de gran fluidez y plasticidad.

PEHÊ MOKÕIHA

(Peteî jasyho rire, upe óga oikohaguépe jey oguapyhína apykápe Dominga, ombovyvy Zoilo poncho; Ña Tuni oike kyhyje vai oúvo).

ÑA TUNI:
Rejoguaitépa umi rosa potykurúpe.
DOMINGA:
(he'i kaigue vai) Nde piko ra'e.
ÑA TUNI: (akóinte juruhe'ê reheve) Neporãitépa che niña durse, ha nde po'a, nde po'a múndope; ãga katu rejere reikóvo tipo po'águi.
DOMINGA:
(opuka ñembohory) E'a, Che po'ámiku.
ÑA TUNI:
Mba'e asýpe piko renaseraka'e ne mitã. Emombe'urni chéve tamoñe'êmi karai Cándidope upe ne siyno. Jahecha mba'épa he'i nde popyte.
DOMINGA:
Ndaikuaaséi voi mba'eve. Japureíko umíva.
ÑA TUNI:
(omomba'eguasúvo) Asigún la liuroko upéva... Karai Cándido lunaria perpetua ndojavýi ni tyky ra'ychomi, péicha. (ohechauka ikuãme) Ne mandu'ápa ako Peru Antonio rehe, ku karai Serapio-tapoko ra'ýre.
DOMINGA:
Ku ojahogava'ekue itaýme piko.
ÑA TUNI:
Upéva... Upeaite rehe ha'e... Isy, Ña Pila-karape, ohechaukava'ekue karai Cándido iliurope isíyno ha osê upe iplanétape omanova'erãha ápe... hetámi isy oguerokyhyjégui ni nombojovahe'íri imitãme... ha lo que'e ko ñande detino, oñecumpliva'erã katuete. Ohasávo pyénte tuja ipysyrýi pakova pire rehe, ho'a ype ojahogaite ndin voi. Oime va'erã jepe niko noñandúiraka'e, ika'úmiko Peru Antoño anga. Dio le perdone.
DOMINGA:
(Omañambuku) Mba'e poku ku idetino ko Juan. Kensáe mba'éichaipo oime oiko pe espitalpe.
ÑA TUNI:
Ajéiko nanderesaráiri pe mba'e karê sánto rymbágui, tekove mboriahu kurusu légua.
DOMINGA:
Mba'eveko nde'iséi mboriahu oîma guive mborayhu.
ÑA TUNI:
Na, výra... ndéko che niña rejerureva'erã Ñandejára ha Tupãsýme nemombía haguã malvesino ha kuimba'e soguégui. Ereva'erã voi reñombo'ekuévo manterei: "arrenúnsio asatana, a tu pompa y a tu obra, i quiero pertenecerme iplatavévape para siempre".
DOMINGA:
(opu'ã oheja haguãicha pochypópe) Che diculpa, Ña Tuni, che rembiapo. Terehóna eju ko'êrõ mba'e.
ÑA TUNI:
(Ña Tuni opu'ã avei) Néi, néi che korasõ sánto. Manzanilla guasu rekáko ajúkuri. Ahava'erãko tupaópe nde critiano (osê).

ACTO SEGUNDO

Versión castellana de Tadeo Zarratea

(La misma decoración del primer acto, un mes después Dominga sentada zurciendo un poncho del patrón. Ña Tuni entra sigilosamente).

ÑA TUNI:
Aquí estaba mi pétalo de rosa.
DOMINGA:
(con desgano). Ah... eras tu.
ÑA TUNI:
(siempre zalamera). Estás hermosa mi niña dulce, y eres una niña de suerte, extraordinariamente suertuda, pero andas esquivando tu propia suerte.
DOMINGA:
Claro. Solía tener suerte.
ÑA TUNI:
¿En qué mes naciste niña? Cuéntame para hacer ver tu signo en el libro de don Cándido, para ver qué dice tu destino.
DOMINGA:
No me interesa. Esas son macanas.
ÑA TUNI:
Eso... según el libro. La lunaria perpetua de don Cándido nunca se equivoca, ni un milímetro, ni así... Te acuerdas de aquel Pedro Antonio; aquel hijo de don Serapio-mano-larga?
DOMINGA:
¿aquel que se ahogó en el arroyo Itay?
ÑA TUNI:
Ese, ese mismo. Su madre, la petisa Pilar hizo revisar en los libros de don Cándido su destino y salió que tenía que morir en el agua. Del terror que tenía su madre no le dejaba lavarse ni la cara cuando niño, y... lo que son las cosas del destino, siempre se cumple. Al pasar por el puente viejo pisó una cáscara de banana, se resbaló, cayó al agua y se ahogó instantáneamente. Claro, el pobre quién sabe si lo ha sentido siquiera. Tomaba mucho Pedro Antonio, el pobre, que Dios le perdone.
DOMINGA:
Cual será el destino de este Juan... Quién sabe cómo andará por el hospital.
ÑA TUNI:
Pero no olvidas a ese rengo. Rengo y pobre como cruz del desierto.
DOMINGA:
La pobreza no es nada cuando hay amor.
ÑA TUNI:
Tonta. Tú, mi hija, tienes que pedir a Dios y la Virgen que te libre de malos vecinos y hombres pobres. En tus rezos tienes que decir siempre: Renuncio a Satanás, a sus pompas, y a sus obras, y quiero pertenecer a quien más dinero tenga, para siempre.
DOMINGA:
Discúlpame Ña Tuni. Estoy ocupada. ¿por qué no vuelves mañana?
ÑA TUNI:
Bueno, bueno mi corazón. Sabes que vine en busca de manzanilla, y además debo irme a la Iglesia. Dios mío. (Se va)

Fuente: Teatro Breve del paraguay. Selección de Antonio Pecci, Asunción: Napa, (2a ed.) 1981.
Para leer la obra completa visite: poesiasenguarani.blogspot.com

Breve biografía del autor: Julio Correa

1 comentario:

Publicar un comentario en la entrada

La mayoría de los usuarios están comentando esto en facebook:

https://www.facebook.com/alparaguay

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...