Aquí aparecerán los Resultados de su búsqueda personalizada....

Interesante reflexión sobre la lengua Guaraní en Paraguay

[cotidiano-guarani.jpg]
(Cotidiano-Guraní /Imagen: Vilmar Machado)

A propósito de un curso sobre Guaraní que organiza la AGRUPACION PARAGUAYA DE COMUNICADORES, Andrea Machain reflexiona y hace notar lo que aún resta para consolidar el idioma guaraní. Aquí su análisis:

Guarani Mbo’esy Tetãygua Moirũhárape g̃uarã –
Guarani Comunicativo para militantes sociales
1. Ñe’ẽtenondegua: Presentación

Desde la culminación de la Guerra Contra la Triple Alianza, la lengua guaraní –que ha sido antes una lengua normal en la vida nacional, inclusive durante la colonia- ha sufrido brutales persecuciones y discriminaciones que se extienden hasta el presente. En décadas pasadas, a pesar de que cerca del 100% de la población hablaba guaraní y más de la mitad era monolingüe en esta lengua, en las escuelas los y las monolingües guaraní pasaban todo tipo de castigos físicos y psicológicos; lo mismo ocurría en la sociedad en su conjunto. Ahora, a dos años de la recordación de los 200 años de la independencia nacional, y a 20 años después de la caída de la dictadura y el inicio de la apertura democrática, los vientos de cambios muy poco han llegado a la lengua guaraní y a sus hablantes.

Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda, el 86% de la población habla guarani (oñe’ẽkuaa guarani), 67% habla castellano (oñe’ẽkuaa castellano), 27% es monolingüe guaraní (guarani añónte oñe’ẽkuaa) y 7% monolingüe castellano (castellano añónte oñe’ẽkuaa). Pese a ser la lengua más hablada y representar la identidad de la nación, el guaraní –puesto que sus hablantes constituyen los sectores más olvidados de la nación, como los campesinos, los indígenas, poblaciones de zonas periféricas y pobres en general- sigue siendo discriminado por el estado paraguayo, un estado fundamentalista y discriminativo. En los últimos años, es muy cierto, existen esfuerzos desde el Estado, pero los mismos son muy pocos; también existe una nueva conciencia de la sociedad civil, que tampoco es suficiente.

Las organizaciones sociales paraguayas están jugando un papel prominente e insoslayable en la profundización de la democracia, empero han tenido muy poca conciencia sobre la flagrante violencia cometida en torno a la discriminación del guaraní y la de sus hablantes. Prueba de ello es que casi todas las ongs, los sindicatos de trabajadores, los organizaciones culturales, etc. siguen funcionando solamente en castellano; sus documentos los publican solamente en la lengua de los privilegiados, no se ocupan de que sus miembros, funcionarios, militantes sean buenos bilingües en forma oral y escrita.

Ko Guarani Mbo’esyry oñepyrũtava oipe’ase okẽ ikatu hag̃uáicha opavave organización ha tapicha omba’apóva pypekuéra oñepyrũ oñemoarandu guarani, ikatu hag̃uáicha oñe’ẽ, ohai ha oimoñe’ẽkuaa kuatia haipyre iñasãiva ñane retãme, ha péicha oipytyvõ og̃uahẽ hag̃ua ko’ẽ pyahy guarani ha iñe’ẽharakuérape. Las personas y organizaciones que trabajan la defensa de los derechos humanos y la promoción social seguirán accionando incoherentemente y dando las espaldas a los que verdaderamente necesitan su apoyo si siguen discriminando al guaraní y a sus hablantes que constituye el 86% de la población paraguaya; las mismas, si no rompen con sus prejuicios y no cambian su postura con respecto la lengua mayoritaria de la República, serán cómplices del estado paraguayo xenocéntrico y lingüicida. De ahí la importancia de este curso que se iniciará, pues posibilitará que los y las activistas por los derechos humanos y los comunicadores y dinamizadores sociales a aprender la legua guaraní de manera que puedan también aportar en su normalización y promoción.

Los militantes de la causa del guaraní abrigamos muchas esperanzas en las organizaciones defensoras de los derechos humanos y la no discriminación. Creemos que las mismas están empezando a tomar conciencia de la gravedad del caso y asumirán una política más decidida en apoyar la normalización y la normalización de guaraní. Y la caridad empieza por la casa; sigamos ocupándonos de que el guaraní sea lengua oficial del MERCOSUR, pero ocupémonos de que esta lengua sea oficial y normal en Paraguay, y –fundamentalmente- que se normalice su uso oral y escrito en nuestras organizaciones y en nuestra vida cotidiana. Péicha jajapóramo ñaipytyvõta ojehapo’o hag̃ua tekojoja’ỹ Paraguáipe ha ñamboguata ñane retã akãrapu’ã rapére.

Si alguien está interesado en este curso para militantes sociales, dejen un comentario que les paso los datos!

6 comentarios:

Publicar un comentario

La mayoría de los usuarios están comentando esto en facebook:

https://www.facebook.com/alparaguay

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...